Berlín, Samstag

Berlín, sábado, con Charlie, Bea Barco y Hugh Forrest. 

Empezamos el sábado visitando el icono de la ciudad: la Puerta de Brandenburgo. Construida a finales del s. XVIII por orden de Federico Guillermo II de Prusia, constituía una de las 18 entradas de la muralla que rodeaba Berlín. Hasta 1918, solamente miembros de la familia real, sus invitados y miembros de la familia Pfuel tenían permitido usar el arco central de la puerta. Con la construcción del Muro de Berlín en 1961, la Puerta de Brandeburgo quedó en tierra de nadie, sin acceso del este ni del oeste.

Susana R. Vilamor

Hoy es uno de los principales símbolos de la ciudad y se encuentra en el centro neurálgico del Berlín unificado, al final de la avenida Unter den Linden (antiguo Berlín oriental) y al comienzo del Tiergarten.

El Bundestag, el parlamento alemán, donde se cocina el futuro de Europa, aunque formalmente el centro de decisión está en Estrasburgo… o eso dicen…

Susana R. Vilamor

Nosotros no pudimos entrar porque había una reunión de Jefes de Estado europeos, pero creo que la visita a la cúpula es impresionante. Se puede recorrer por unas pasarelas interiores que la rodean.

Susana R. Vilamor

Casi todos los monumentos y edificios de interés se encuentran en el Berlín oriental. El Hotel Adlon, todo glamour, es uno de los hoteles más famosos de Europa, frecuentado por diplomáticos y artistas de la época, protagonista de la película Gran Hotel (1932) con Greta Garbo y Joan Crawford. Durante la II Guerra Mundial, sirvió como hospital. Abandonado tras su incendio en 1945, se adecentó a finales de los 60 y se convirtió en albergue estudiantil. Demolido en 1984 y reconstruido, se reinauguró en 1997 como lo que es hoy, un hotel de 5 estrellas que recuperó la magia y el esplendor del pasado.

Susana R. Vilamor

Un camino de adoquines en el suelo recuerda el Muro de Berlín, que un día separó no sólo la ciudad, sino todo un país y un continente en dos bandos: la Europa del Este, comunista, de la Europa Occidental, capitalista. Aún quedan algunos restos que nos recuerdan lo que un día fue.

Berlín tiene dos catedrales: la conocida como la Catedral de Berlín (Berliner Dom) de la iglesia protestante -en las dos primeras fotos- y la Catedral de Santa Eduvigis (Sankt Hedwigs Kathedrale) de la iglesia católica -lo más interesante está en su interior-.

Susana R. VilamorSusana R. Vilamor
Susana R. Vilamor



















Continuamos hasta Alexanderplatz, con su altísima torre de TV (tengo entendido que en las plantas de arriba hay un restaurante giratorio con unas vistas muy chulas de la ciudad), Checkpoint Charlie y vuelta por Leipziger Strasse hasta el hotel, en Postdamer Platz, pasando por el impresionante Monumento al Holocausto, un laberinto formado 2.711 bloques de hormigón de diferentes alturas en recuerdo de los judíos asesinados.

Susana R. Vilamor


El Mundo




Esta última fotografía no es mía; la he tomado prestada de una publicación de El Mundo porque no encontraba la forma de trasladar las dimensiones del monumento.

El domingo más Belín…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s