Muy fan de Lavapiés

Ayer (así comenzaba esta entrada cuando la empecé a escribir hace más de una semana… ) me encontré con esta sorpresa en las páginas de Madrid EM2 de El Mundo, una radiografía artística de uno de mis barrios de Madrid: Lavapiés.

“En el principio fueron los oficios, después llegaron los golfos de bien y ahora el calambre del arte contemporáneo”.

Lavapiés

Todavía queda algo de esos oficios en forma de pequeñas tiendas y talleres: carpintería, ebanistería, imprenta, guarnicionería, reparación de calzado, sastrería, taller de costura, lavandería (que no tintorería), un taller donde arreglan máquinas de escribir… Memoria de un pasado que hemos enterrado entre brillantes e iluminadas firmas ‘low cost’ que no dejan espacio al trabajo artesanal, ni mucho menos a los arreglos. Ahora todo es de usar y tirar.

Hierven las calles que conozco bien
se callan los profetas baratos
se acaba el día fue bastante gris
despiertan los poetas a ratos.
Somos piratas por el callejón
creo que el mundo está de suerte
no es necesario que te diga
todo lo que siento al volver a verte.
Si hemos de cambiar será para mal
no veo la razón
siempre nos gustó usar y tirar.

M-Clan, 1999

Y no es por eso que Lavapiés me gusta tanto, que también, sino por sus tascas y bares, donde seguimos parando los golfos de bien. Al mediodía, imprescindible el aperitivo en El Boquerón de la calle Valencia, del que ya hemos hablado por aquí, para a continuación ir a comer al Gaudeamus Café, una terraza en la cuarta planta del edificio Escuelas Pías de la UNED, en el número 14 de la calle Tribulete. También recomendable para cenar o tomar una copa en las noches de verano, con vistas a los tejados y corralas de Madrid. Otra terraza de este estilo, también muy animada, aunque con peores vistas, es la del Mercado de San Antón, pero eso está en Chueca y es otra historia…

A Laura le gusta mucho El Económico, en Argumosa. Le gustan sus tostas, o eso dice ella, pero yo sé que en realidad va para ver a sus camareros… También le gusta el Alma Café, en Santa Isabel, para tomar el brunch los domingos y conectarse con el wifi libre a los blogs de moda que guarda en su barra de favoritos. Yo prefiero la Taberna Encantada, en Salitre, una tasca centenaria con una interesante selección de vinos, o las cañas y pinchos de Tomates Verdes Fritos, entre fotos antiguas de Madrid. ¿Y ese viejo bar con toldos verdes y puertas de aluminio que hace esquina con San Eugenio? Nunca hubiera entrado, de no ser por Antonio, pero aquella noche nos ganaron con un cuenco de lentejas de las que habían cocinado para el personal. La Buca del Lobo, La Fugitiva, La Marabunta, Lola Lola…

El Económico. ¿Saben qué significa eso de “soidemersol” que luce en su fachada? Parece ser que sus fundadores, allá por 1948, lo quisieron llamar “Los Remedios”; como el nombre estaba registrado, decidieron escribirlo al revés. Curiosidades del barrio. 
 

This slideshow requires JavaScript.

En cuanto al arte, además de las galerías que siembran Doctor Fourquet, Lavapiés tiene el Teatro Valle-Inclán —sede del Centro Dramático Nacional-, la Filmoteca, la Sala Triángulo, la Casa Encendida y el Café El Despertar, entre otros. Mis mejores recuerdos de estos lugares tienen que ver, como casi siempre, con los amigos. En el Valle-Inclán vimos a Luis en El Rey Lear y en el Café El Despertar lo que, hasta la fecha, es la actuación de despedida de Boca Quarter, Jazz con sabor a Club. ¿Y la Filmoteca? ¿Cuántas oportunidades hay de ver los grandes clásicos en blanco y negro en pantalla grande? Pocas, pero en Lavapiés es posible. Por cierto, si buscan una buena recomendación sobre cine de autor, Fabio es su hombre.

Por todo esto y mucho más, soy muy fan de Lavapiés.

Sulú, restaurante filipino

Sulú. Paseo de la Castellana, 172. Barrio Nueva España – Chamartín. Metro Cuzco. Tlf. 91 359 10 40


20111218-232022.jpgUn restaurante diferente, de auténtica comida filipina, para una velada divertida con amigos o familia.

Cuenta con seis planchas de acero –“misono” en su idioma original- donde asistes, en primera fila, al espectáculo de un habilidoso chef preparando tu comida en directo.

También ofrece sushi bar y mesas tradicionales con una amplia carta de comida oriental. Mi recomendación, sin duda, menú misono, en una de las mesas con plancha:

1º. A elegir: sopa / sushi / rollitos Shanghai

2º. Verduritas a la plancha con brotes de soja

3º. Arroz misono, preparado en directo con carne picada, zanahoria, pimiento, cebolla y huevo (potente… y delicioso)

4º. A elegir: solomillo, pollo o langostinos a la plancha

5º. Postre, café, té

Susana R. VilamorSusana R. Vilamor

Susana R. Vilamor

Don Giovanni, auténtica cocina siciliana

Don Giovanni. Paseo Reina Cristina, 23. Barrio Retiro. Metro Menéndez Pelayo. Tlf. 91 434 83 38

Nada en su discreta entrada, escondida en el final de la calle Gutenberg, perpendicular al paseo Reina Cristina, delata las sorpresas que este restaurante esconde en su interior. Cocina italiana auténtica a cargo del chef Andrea Tumbarello, un siliciano afincado en Madrid por amor, según su propio relato en unos vídeos muy simpáticos publicados en su web. http://www.dongiovanni.es

Susana R. Vilamor

El servicio es excelente. Al llegar a la mesa, para abrir boca, un cóctel de aperitivo, que sirven con una tapa italiana. Cada día preparan uno especial. Ayer, Bellini de Melón, una versión del clásico a base de puré de melocotón y champán, pero esta vez hecho con melón. Todo un acierto. Cuidadito… que pega!

Tienen una extensa carta repleta de referencias de auténtica cocina italiana. Las especialidades de la casa son la Lasagna della mamma (12,90 €), Ricciole ricotta e spinaci (12,90 €) y Ricciole con Cesar (22,00 €). Yo destacaría también la pasta fresca en cualquiera de sus variedades y los platos con un toque de trufa blanca. Mi recomendación: dejarse guiar por Andrea; seguro que aciertas. Lo mismo os digo con los vinos. Tienen una cuidada selección de vinos españoles e italianos, con un espacio dedicado a los vinos sicilianos.

Susana R. VilamorSusana R. Vilamor

Para rematar la velada, alguno de los postres hechos en casa -tiramisú, panna cotta, tarta de queso o trampizza- o bien un sorbete de mandarina o un helado de mascarpone con higos. Para los más atrevidos, helado de regaliz.

Si la sobremesa se anima, nada mejor que rematar con una copa: 160 referencias de ginebra y más de 60 de grappa, además de una cuidada selección de whisky, vodka, ron y tequila.

Susana R. Vilamor

Fotografías Susana R. Vilamor. Dibujos http://www.dongiovanni.es

Sandwich de roastbeef, en Finos y Finas

Finos y Finas. Don Ramón de la Cruz, 49. Barrio de Salamanca. Metro Núñez de Balboa. Tlf. 91 577 93 79

Vinos Finos y Tapas Finas. Así reza la puerta de entrada. Se trata de un pequeño local en el barrio de Salamanca con mucha solera. El trato es excepcional. Casi tanto como su famoso sandwich de roastbeef. Finas lonchas de buey asado, con jamón y queso, y el ingrediente secreto que lo hace tan especial: la salsa. Acompañado de patatas paja y un poco de mostaza. 8 € en barra, 9 € en mesa.

La próxima vez tengo que probar las “tostas de suavííííííísimas sardinas ahumadas con un toque de salmorejo, mostaza antigua, pepinillo y unas gotas de limón”. 5 € en barra, 6 € en mesa.

This slideshow requires JavaScript.

El Boquerón, en Lavapiés

El Boquerón. Calle Valencia, 14. Barrio Lavapiés. Metro Lavapiés.

Un típico bar madrileño, con sabor a mar. La ubicación no puede ser más castiza, en la calle Valencia, en pleno corazón del barrio de Lavapiés. Famoso por sus boquerones en vinagre (previamente congelados para evitar el tan temido anisakis… ), se comen unas excelentes gambas a la plancha, en raciones de 10 unidades o medias raciones, acompañadas de una caña bien fresquita, como sólo la saben tirar en los bares de Madrid.

Susana R. Vilamor

La carta de El Boquerón

Perfecto para un aperitivo de pie en la barra. También sirven cigalas, percebes, ostras y almejas… todo marisco fresco de buena calidad al mejor precio. Detrás de la barra, hay un pequeño salón con 4 o 5 mesas. Nada pretencioso. Está azulejado de arriba a abajo, decorado con fotos de caballos y trofeos hípicos, a los que el dueño es muy aficionado.

Nueva sección: bares, qué lugares…

Susana R. Vilamor

Hoy inauguramos una nueva sección. Buscad en el menú la página:

Bares, qué lugares… tan gratos para conversar…

¿No os pasa a menudo que os apetece salir a tomar algo o habéis quedado con unos amigos y no sabéis dónde ir? Aquí encontraréis las mejores recomendaciones: bares, cafeterías, restaurantes… Sitios con encanto, recomendables por su ambiente, cocina, amabilidad, decoración, precio… todo lo que nos gusta de los… “Bares, qué lugares… tan gratos para conversar… no hay como el calor del amor en un bar”.

Jaime Urrutia y Enrique Bunbury, Joy 2007