¿¡Otro premio?!

Aquí estamos de nuevo. Entre pañales, biberones, besos y caricias, me ha costado más de tres días escribir un simple post… Y vuelvo empujada por La chica de los jueves y su nominación a los Premios Dardos. Muchísimas gracias, “chicadelosjueves”, me ha hecho muchísima ilusión y me he visto obligada a volver…

Estos premios simbólicos, como los Premios Liebster, que promueven los propios blogueros, tienen sus reglas:

premio Dardos1.- Incluir en la entrada la imagen del premio. ¡Hecho!

2.- Mencionar y enlazar con la persona y el blog que te ha otorgado el premio. 

¡Por supuesto! Ya se sabe que es de bien nacidos ser agradecidos, así que os digo: si os gustan los jueves, las historias imprevisibles, los amores imposibles y, en definitiva, las cosas bien escritas, no dejéis de visitar La chica de los jueves.

3.- Nominar y enlazar 15 nuevos blogs que merezcan ese mismo reconocimiento.

Pues al lío: ahí van mis nominaciones y los motivos por los que estos blogs bien merecen una visita. No se trata de un ranking. El orden de los factores no altera las nominaciones.

Vilamores: una combinación perfecta de cine y moda. Es muy, muy reciente, pero este blog promete… Promete buenas dosis de buen gusto y estilo.

El paciente inglés: las desventuras de un guiri español, paciente sufridor de las costumbres y el clima inglés. A ver si con el premio se anima y retoma el blog.

Agüita de coco: otra guiri española perdida por el mundo. Ella escribe -y muy bien- desde la selva amazónica.

El sol y Chitina: maravillosas fotos con sabor a Andalucía. Ella fue quien me concedió el premio Liebster. ¡Ahora te toca a ti!

La madre tigre: no es lo que cuenta, sino cómo lo cuenta, lo que cuenta para este premio.

Carmina Baker loves it: ‘Píldoras Visuales Sensitivas‘ sobre música, arquitectura, diseño, viajes…

Ghetto Blog: porque le gusta Gilda y Woody Allen y Paul Newman y Billy Wilder…

39 semanas: lo cierto es que no soy muy fan de los numerosos blogs sobre maternidad y embarazos que hay en la blogosfera, pero las ilustraciones de Esther Gili merecen el premio y una visita a su blog.

Star en rojo: la descubrí a través de ’39 semanas’, que a su vez encontré navegando por Instagram. Lo que más me gusta es su sección “moda y palomitas”.

Epofotografía: preciosas fotos de Enrique Pérez Ortiz.

Gastrobit: excelentes recomendaciones sobre dónde comer en Madrid y recetas para los más apañados -no es mi caso-.

Manual de un buen vividor: no sé si es muy ortodoxo nominar a todo un profesional, pero es de ley, su blog es uno de mis favoritos.

La chica del quinto: porque a todo el mundo le gustan las cosas bonitas.

Vintage and chic: por su inspirado e inspirador sentido de la estética.

Photo-Q: beautiful pictures (en inglés, pero qué más da, el lenguaje de las imágenes es universal).

¡Esto es to.. esto es to… esto es todo, amigos!

Thank you 2013!

En estas fechas todo el mundo habla de los buenos propósitos de Año Nuevo, pero pocos se acuerdan de dar las gracias al año que se va por todo lo que nos deja. Porque los días pasan, y día a día pasan los años, así debe ser; es nuestra obligación que no pasen en balde… Aquí mi personal homenaje a 2013, que también trajo alguna mala noticia, de acuerdo, ¿pero qué año no tiene sus luces y sus sombras?

At this time of the year, everyone speaks of the New Year’s resolutions, but just a few remember to thank the year that goes for everything that leaves with us. Because the days go by, and day by day the years go by, as it should be; it is our obligation not let them go in vain… Here there is my personal tribute to 2013, which also brought bad news, I agree, but what year does not have its lights and its shadows?

No es nostalgia. Es agradecimiento y celebración. ¡Arriba esas copas! ¡Brindemos por 2013! It is not nostalgia. It is gratitude and celebration. Raise your glasses with me! Here’s to 2013!

Porque, como decía Napoleón Bonaparte, “en la victoria mereces champagne, en la derrota lo necesitas”.

Brindemos y celebremos… 2013 nos deja… Nos deja motivos para celebrar. Toast and celebrate … 2013 leaves us … It leaves us reason to celebrate.

……………………………………………………………………………………………..

Por los libros que leímos
Por los viajes que compartimos
Por los días que madrugamos
Porque también trasnochamos
Por todo lo que enseñamos
Por todo lo que aprendimos

Books

Trips

Getting up!

Learning every day

Por mostrarnos el Pacífico
Por alcanzar la playa
Por las tardes de San Isidro
Por las noches de San Juan
Por las meigas y sus conxuros
Por los flamencos de espíritu

Pacific Ocean

San Juan

Por todo lo que trabajamos
Porque también nos divertimos
Por lo que prometimos
Por lo que cumplimos
Por volver al norte
Por volver al sur
Work
BoCa
Love
Por los que se fueron
Por los que vendrán
Brindo por 2013
Y por 2014 también

Let the music play

Inspiration Point

– ¿Sabes qué? Ya no escribo.
– ¿No encuentras las palabras?
– Hace meses que no hago fotos.
– ¿Has perdido el encuadre?
– Ya no bailo.
– ¿Estas triste?
– ¿Triste? No. Aburrida.
– Imposible. Tú nunca te aburres.
– Antes no. No tenía tiempo.
– ¿Y ahora? ¿Qué ha cambiado?
– Nada. He perdido la inspiración.
– Pues habrá que buscarla.
– No sabría por dónde empezar…
– ¿Por la playa, quizás? Siempre te ha inspirado el mar.
– Estuve allí el domingo y nada.
– ¿Un viaje? ¿Londres? ¿París? ¿Roma?
– Nothing. Rien. Niente.
– Tú siempre dices: a veces necesitamos un poco de sur para poder ver el norte…
– Es cierto. A menudo funciona. Pero no creo que me sirva de nada ir tan lejos.
– ¿Y luego? Como dicen en mi tierra.
– Me parece que la inspiración está aquí dentro, enredada en una madeja de historias que no le dejan respirar.
– Entonces, sal ahí fuera, abre los ojos, baila, desata esos nudos y deja que vuelva la inspiración. Dale su espacio, que respire, que cante. 
– ¿Sabes qué? Tienes mucha razón. ¡Que suene la música! 

Let the music play, 
I just wanna dance the night away…

Muy fan de Lavapiés

Ayer (así comenzaba esta entrada cuando la empecé a escribir hace más de una semana… ) me encontré con esta sorpresa en las páginas de Madrid EM2 de El Mundo, una radiografía artística de uno de mis barrios de Madrid: Lavapiés.

“En el principio fueron los oficios, después llegaron los golfos de bien y ahora el calambre del arte contemporáneo”.

Lavapiés

Todavía queda algo de esos oficios en forma de pequeñas tiendas y talleres: carpintería, ebanistería, imprenta, guarnicionería, reparación de calzado, sastrería, taller de costura, lavandería (que no tintorería), un taller donde arreglan máquinas de escribir… Memoria de un pasado que hemos enterrado entre brillantes e iluminadas firmas ‘low cost’ que no dejan espacio al trabajo artesanal, ni mucho menos a los arreglos. Ahora todo es de usar y tirar.

Hierven las calles que conozco bien
se callan los profetas baratos
se acaba el día fue bastante gris
despiertan los poetas a ratos.
Somos piratas por el callejón
creo que el mundo está de suerte
no es necesario que te diga
todo lo que siento al volver a verte.
Si hemos de cambiar será para mal
no veo la razón
siempre nos gustó usar y tirar.

M-Clan, 1999

Y no es por eso que Lavapiés me gusta tanto, que también, sino por sus tascas y bares, donde seguimos parando los golfos de bien. Al mediodía, imprescindible el aperitivo en El Boquerón de la calle Valencia, del que ya hemos hablado por aquí, para a continuación ir a comer al Gaudeamus Café, una terraza en la cuarta planta del edificio Escuelas Pías de la UNED, en el número 14 de la calle Tribulete. También recomendable para cenar o tomar una copa en las noches de verano, con vistas a los tejados y corralas de Madrid. Otra terraza de este estilo, también muy animada, aunque con peores vistas, es la del Mercado de San Antón, pero eso está en Chueca y es otra historia…

A Laura le gusta mucho El Económico, en Argumosa. Le gustan sus tostas, o eso dice ella, pero yo sé que en realidad va para ver a sus camareros… También le gusta el Alma Café, en Santa Isabel, para tomar el brunch los domingos y conectarse con el wifi libre a los blogs de moda que guarda en su barra de favoritos. Yo prefiero la Taberna Encantada, en Salitre, una tasca centenaria con una interesante selección de vinos, o las cañas y pinchos de Tomates Verdes Fritos, entre fotos antiguas de Madrid. ¿Y ese viejo bar con toldos verdes y puertas de aluminio que hace esquina con San Eugenio? Nunca hubiera entrado, de no ser por Antonio, pero aquella noche nos ganaron con un cuenco de lentejas de las que habían cocinado para el personal. La Buca del Lobo, La Fugitiva, La Marabunta, Lola Lola…

El Económico. ¿Saben qué significa eso de “soidemersol” que luce en su fachada? Parece ser que sus fundadores, allá por 1948, lo quisieron llamar “Los Remedios”; como el nombre estaba registrado, decidieron escribirlo al revés. Curiosidades del barrio. 
 

This slideshow requires JavaScript.

En cuanto al arte, además de las galerías que siembran Doctor Fourquet, Lavapiés tiene el Teatro Valle-Inclán —sede del Centro Dramático Nacional-, la Filmoteca, la Sala Triángulo, la Casa Encendida y el Café El Despertar, entre otros. Mis mejores recuerdos de estos lugares tienen que ver, como casi siempre, con los amigos. En el Valle-Inclán vimos a Luis en El Rey Lear y en el Café El Despertar lo que, hasta la fecha, es la actuación de despedida de Boca Quarter, Jazz con sabor a Club. ¿Y la Filmoteca? ¿Cuántas oportunidades hay de ver los grandes clásicos en blanco y negro en pantalla grande? Pocas, pero en Lavapiés es posible. Por cierto, si buscan una buena recomendación sobre cine de autor, Fabio es su hombre.

Por todo esto y mucho más, soy muy fan de Lavapiés.

Azul oscuro, casi negro

Azul oscuro, casi negro
es el color del mar en Fisterra,
el poniente en La Caleta,
una reunión en Wall Street,
misa de doce en febrero,
el vestido del chulo de toriles,
la primavera que aún no llega,
la bruja buena del norte,
un último trago después de cerrar.
Azul oscuro, casi negro 
es el sonido del blues.

Susana R. Vilamor

Vuelvo a escribir…

“¿Un blog? ¡¿Estás loca?! Un blog es muy exigente, requiere mucho tiempo y esfuerzo”, me decían. Bueno… no será para tanto… digo yo… tampoco se trata de escribir una novela… solo unas líneas para acompañar una foto (cada 100 disparos sale algo decente… de chiripa casi siempre… cuando menos te lo esperas), una breve reseña de uno de esos bares (qué lugares… ), una peli, un libro…

Pero, vaya, tenían razón, tenían mucha razón… Llevo varios meses sin aparecer por aquí, demasiados. Eso sí, meses acumulando cosas que contar.

Acumulando canciones… bares de aquí y de allá… algún libro… algún viaje… recetas, sabores… cines, teatros… conciertos… fotos… risas… Acumulando recuerdos, recuerdos para compartir.

De vuelta por aquí. Vuelvo a escribir.

Escribe con estilo y color

Me gusta llevar una libreta en el bolso. Para anotar mis ocurrencias -llamarlas ideas es sencillamente demasiado-, una canción que me inspira y que luego compraré en iTunes, un libro que me han recomendado, una película, un restaurante… todas esas cosas que, si no anoto, olvido… porque los días discurren rápido entre las obligaciones diarias… porque lo urgente nos roba tiempo a lo importante… para recordarme las cosas que quiero hacer y para las que tengo que encontrar el tiempo… por todo eso me gusta llevar una libreta en el bolso.

I like to carry a notebook in my purse. To annotate occurrences -calling them ideas is simply too much-, a song that inspires me and that I should buy in iTunes, a book I have been recommended, a movie, a restaurant … all those things that if I do not make a note of, I will forget… because days run fast among the job duties… because urgent things often make us forget what is really important… to remind me of things I want to do and for which I have to find the time … for all those reasons, I like to carry a notebook in my purse.

Caricaturas para animar un evento

Ayer estuve en una fiesta en la que la División de Gestión de Aguirre Newman, empresa de consultoría inmobiliaria (www.aguirrenewman.es), celebraba su 20 aniversario. La fiesta discurrió en la sede principal de la empresa en Madrid, un antiguo almacén de tabacos rehabilitado y reconvertido en un moderno y espectacular edificio de oficinas. Yestarday I went to a party in which the Property Management Division of Aguirre Newman, real estate consulting firm (www.aguirrenewman.es), celebrated its 20th anniversary. The party took place in headquarters of the company in Madrid, a former tobacco warehouse renovated and converted into a spectacular modern office building.


Invitaron a un dibujante que estuvo haciendo caricaturas de clientes y empleados. Una idea simpática y original que dio mucho juego para comentar y compartir entre todos los invitados. Un divertido recuerdo personal que nos llevamos de la fiesta de aniversario. There was an artist drawing caricatures of clients and employees. A nice and original idea that gave much to discuss and share among the guests. A funny memento of the party. 

Enhorabuena a Alfonso y a todo su equipo, así como al departamento de marketing. Como siempre, un placer. Congratulations, Alfonso, his team and the marketing department. It’s been a pleasure, as usual. 

Propósitos de Año Nuevo

Eliminar de la agenda todo aquello que no nos hace feliz y dejar espacio para esas pequeñas cosas de la vida que merecen la pena. Por ejemplo, y no necesariamente por este orden, algunas ideas sencillas:

1. Un paseo por el centro de Madrid
2. Salir de cañas con los amigos
3. Leer un libro en una playa de Cádiz
4. Una tarde de toros en Las Ventas o La Maestranza
5. Volver a NYC y descubrir nuevos rincones
6. Sacar una buena foto
7. Ir al cine y ver una buena comedia
8. Escuchar una salve rociera
9. Ir al teatro, al estreno de un amigo
10. Cumplir con el propósito de una cena al mes con las viejas amigas
11. Volver a París y perderme por Le Marais, volver a Lisboa y perderme en un fado
12. Salir de compras y darme un capricho o encontrar el regalo perfecto
13. Un paseo en bici por Madrid en otoño
14. Una copa de Enate (o dos) y unas tapitas de jamón en buena compañía
15. Escribir en labuhardilladeSu
16. Celebrar el tradicional cocido navideño en casa
17. Una escapada a la nieve
18. Un gin tonic bien preparado
19. La procesión del Cristo de Medinaceli
20. Un encuentro anual con los primos, ¿un musical en Madrid?
21. Volver a Coruña, al menos una vez al año
22. Continuar con la tarea de decorar la casa
23. Emprender un nuevo negocio, ¿un bar restaurante?
24. Viajar a Amsterdam, Brujas o Praga
25. Probar eso del yoga o el pilates y aficionarme
26. Ahorrar para arreglar la casa de Arbas
27. Estrenar unos zapatos de tacón y volver a casa indemne
28. Besar, comer, amar, beber, cantar, viajar, bailar, dormir…
29. Viajar a Londres con Carlos, que aún no lo conoce
30. La barra de El Faro, El Balandro, El Campero…

Y como lo primero es soltar lastre, 30 cosas que tenemos que eliminar de nuestras vidas para dar paso a los propósitos de Año Nuevo.

“30 things to stop doing to yourself”

Welcome!

Bienvenidos a labuhardilladeSu.

Llevaba tiempo pensando escribir un blog, pero nunca encontraba el momento… Escribir no es tarea fácil, así que pensé lanzarme a editar un montón de material que tengo en el desván y que era hora de compartir: fotografías, viajes, antiguas entradas de teatro, cine, exposiciones de arte, restaurantes, bares y otros sitios de interés.

Espero que os guste. Os espero en La Buhardilla de Su.

Besos.